Los accidentes de tráfico en Galicia, ¿se pueden evitar?

Titulo de transportista
Título de transportista
23/01/2017
Los accidentes de tráfico en Galicia
Los accidentes de tráfico en Galicia. El alcohol y la conducción
02/03/2017
Show all
Los accidentes de tráfico en Galicia

Si, cualquier accidente de tráfico es evitable y los accidentes de tráfico en Galicia también se pueden evitar, es cuestión de prevención.

Todos los Entes Sociales nos tenemos que implicar para reducir la siniestralidad viaria.

En primer lugar, los padres tenemos el deber de educar a nuestro hijos, desde su nacimiento ellos nos acompañan como pasajeros en nuestros vehículos siendo receptores de todo lo que vamos haciendo en cada uno de los trayectos realizados.

Debemos evitar una conducción agresiva, siendo respetuosos con el resto de usuarios de la vía y cumpliendo con las señales o normas existentes, no tomar alcohol si vamos a conducir. Debemos considerar que somos el primer “espejo” al que mira nuestro hijo/a.

En segundo lugar sería de interés que en los colegios sigan insistiendo en cómo comportarse como pasajeros y como peatones, se sigue observando que existen vehículos de transporte escolar o de menores en los cuales no se dispone de cinturones de seguridad, cuando todos sabemos que en caso de sufrir un accidente es uno de los elementos de seguridad que más puede reducir el riesgo de muerte.

En la educación secundaria, se debería de explicar cómo influye el alcohol y otras drogas de abuso en su vida en general y también en la conducción en particular.Accidentes de tráfico se pueden preveer

En tercer lugar, se debe exigir a las autoescuelas una mayor formación para sus alumnos, ya que lo que se busca como principal objetivo es que estos superen la prueba teórica y práctica en el menor tiempo posible, se persigue más el resultado que la formación.

La autoescuela debe formar, ya que nosotros NO evaluamos, de esa parte se ocupan las Jefaturas Provinciales o Locales de Tráfico.

En cuarto lugar la DGT se debe preocupar de que los conductores reciban la información precisa de todas las modificaciones existentes y de aquellas que afecten a cada conductor en particular.

En el caso de pérdida o recuperación en su saldo de puntos se debe informar debidamente.

Evitar los factores de riesgo que provocan accidentes de tráfico

Todas aquellas circunstancias que hacen que se incremente la probabilidad de sufrir un accidente se denominan factores de riesgo.

La mayoría de los accidentes de tráfico se deben a estos factores:

  • Velocidad
  • Alcohol
  • Drogas de abuso
  • Enfermedades y medicamentos
  • Sueño
  • Fatiga
  • Estrés

La velocidad

La velocidad tiene una gran transcendencia en los accidentes. Según la DGT este factor de riesgo se relaciona directamente con uno de cada siete accidentes con víctimas.

La velocidad inadecuada se considera un claro factor de riesgo. Existen muchos conductores que piensan que gracias a los nuevos avances tecnológicos en los vehículos y en las vías, se podría permitir circular a mayores velocidades. Debemos insistir que un incremento de la velocidad potencia el error humano, por ello, cualquier aumento en los límites de velocidad representaría un aumento de la accidentalidad.

Limitaciones de velocidad

Aunque una minoría de conductores se vea limitado en sus posibilidades, es necesario establecer unos límites para que la gran mayoría se sienta segura.

Los distintos límites de velocidad se establecen por razones de seguridad, fluidez, comodidad y economía.

Los titulares de la vía fijarán mediante la señalización correspondiente los límites de velocidad específica según la vía, su trazado y el tipo de usuarios que la vayan a utilizar. En defecto de señalización se cumplirá la velocidad genérica según la vía y el vehículo que se utilice.

Podemos observar en los diferentes cursos que se imparten en la autoescuela, que algunos conductores NO saben cual es el límite de velocidad máximo o mínimo que corresponde a su vehículo.

No se fije en la marca, tamaño o peso del vehículo y sí en el tipo de vehículo que posee.

Recordatorio de los límites de velocidad
Límite de velocidad en autopistas o autovías:

-Turismos y motocicletas: 120 km/h

-Autobuses y vehículos mixtos: 100 km/h

-Camiones, furgones o furgonetas, vehículos articulados y automóviles que arrastren un remolque de hasta 750 kg de masa máxima autorizada: 90 km/h

-Automóviles con remolque de más de 750 kg: 80 km/h

Límite de velocidad en autopistas y autovías que discurran por suelo urbano,

por ejemplo la SC-20 en Santiago: 80Km/h

La velocidad mínima para todos los vehículos en general es de 60 km/h, no podrá circular por debajo de dicho límite a menos que exista una causa justificada (hielo, niebla, circulación saturada o una avería).

¡ATENCIÓN! Si usted conduce una furgoneta, por pequeña que sea, o un automóvil con remolque ligero no podrá superar los 90 km/h

En vías para automóviles y carreteras convencionales que dispongan de un arcén de, al menos, 1,50 metros, o más de un carril para alguno de los dos sentidos de circulación:

-Turismos y motocicletas: 100 km/h, este límite lo podrán superar estos dos vehículos en 20 km/h para adelantar, siempre y cuando el vehículo adelantado circule a menos de cien.

-Autobuses y vehículos mixtos: 90 km/h

-Camiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque, independientemente de su masa: 80 km/h

-La velocidad mínima es la mitad de la máxima que corresponde a su vehículo.

Resto de vías fuera de poblado:

-Turismos y motocicletas: 90 km/h, este límite se podrá superar para adelantar en 20 km/h, siempre y cuando el vehículo adelantado circule por debajo de noventa.

-Autobuses y vehículos mixtos: 80 km/h

-Camiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque: 70 km/h

-La velocidad mínima es la mitad de la máxima que corresponde a su vehículo.

En vías urbanas y travesías:

50 km/h

En las vías donde se permita su circulación:

-Vehículos de tres ruedas y cuadriciclos: 70 km/h

-Ciclomotores y cuadriciclos ligeros: 45 km/h

Exceder los límites de velocidad NO solo puede suponer una infracción, motivo por el cual se podrían perder dos, cuatro o seis puntos y se pagaría una sanción, sino que puede suponer un DELITO penal, con las consecuencias que ello conlleva.

Superar en 60 km/h la velocidad establecida en vía urbana o en 80 km/h en vía interurbana (art. 379) le acarrearía una pena de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y privación de la conducción de 1 a 4 años.

En el próximo artículo nos referiremos a otro factor de riesgo que debe preocupar a todos los usuarios de la vía pública, EL ALCOHOL Y LA CONDUCCIÓN.